En las últimas tres décadas España ha vivido una auténtica revolución aérea

En las últimas tres décadas España ha vivido una auténtica revolución aérea

¿Sabías que España es el segundo país de la Unión Europea con más compañías aéreas activas? Actualmente cuenta con 21 compañías que operan en el país. Pero esto no fue así siempre. De hecho, hasta mediados de los años 90, España solamente tenía un único operador aéreo. Unos años después aparecieron dos nuevas líneas aéreas que causaron la reducción de hasta un 30% en los precios de los billetes de avión. Esto fue solo el inicio de una auténtica revolución aérea en donde año tras año operaban más aerolíneas hasta que España se convirtió en uno de los países con dos de los aeropuertos más transitados del mundo.

Esta revolución ha impulsado enormemente la competitividad del país. En este sentido, se ha multiplicado la oferta de vuelos y se ha abaratado el precio de viajar. Todo esto ha contribuido de manera muy positiva al turismo que ha crecido de forma sostenida gracias al sector aéreo y sus mejoras en términos de liberalización y entorno regulatorio. Además, todo esto ha contribuido al crecimiento del transporte aéreo global, que ha triplicado el ritmo de aumento del PIB mundial. En concreto, Europa, desde la segunda mitad de los años 90, ha triplicado su tráfico aéreo y, en consecuencia, su PIB comunitario ha avanzado a un ritmo acelerado.

En este sentido, es importante recordar que la conectividad aérea es un factor muy relevante para el sector aéreo de los países. Un incremento del 1% de la conectividad de un país está asociado con un incremento del 6% en el total de exportaciones e importaciones. España ocupa el quinto puesto de 154 países medidos con mejor conectividad. A escala nacional, los niveles más altos de conectividad se dieron en el 2008 cuando se registraron 380 enlaces; sin embargo, tras la crisis este número descendió aunque ahora ha aumentado nuevamente. En el ámbito internacional la oferta alcanzó los 1.300 vuelos en el 2018, frente a los 550 registrados en 2014.

También, como mencionamos brevemente al inicio, otro de los factores que ha contribuido enormemente a la revolución del sector es el abaratamiento del precio de volar. Este fenómeno tiene dos explicaciones. Primero, la apertura de las compañías ‘low cost’ y la oferta de las tradicionales. Y segundo, la aparición de portales en internet como ‘Skyscanner’ que permiten comparar precios entre aerolíneas que han tenido un gran impacto en España con una cuota en el mercado del 52%. Estos dos factores han agitado la competitividad en el sector y en consecuencia han abaratado los precios. Con crisis o sin crisis, la revolución del sector en España ha sido enorme y, sin duda, seguirá siendo un pilar para el crecimiento del país en los años por venir.

Entradas relacionadas